lunes, 9 de enero de 2012

Vectrex Manía

Una de las míticas y mas especiales consolas de los 80 fue la VECTREX, fabricada por Smith Engineering. Tenía la particularidad de venir con el monitor en blanco y negro incluido y de usar gráficos por vectores y pesar de sus limitaciones, consiguieron un gran éxito en ventas y se hizo muy popular. Apareció en el mercado en 1982 y ya hacia 1984 se dejaron de fabricar ante la llegada de los ordenadores, las nuevas consolas japonesas que comenzaban a arrasar y el alto precio que suponía el sistema completo. Diferente y con un catálogo no muy extenso, menos de 30 juegos, pero suficientemente divertidos para complacer a los asiduos a la máquina, hoy en día se siguen haciendo aportaciones para y de los usuarios que, como en muchas otras plataformas, todavía le dan vida a este sistema. 

En 2009 Peiselulli comenzó a realizar para nuestro Commodore 64, 3 conversiones de grandes títulos a los que podemos disfrutar hoy en día y que están trasladados de forma magistral. Ha intentado reproducir fielmente el original y el resultado no podía ser mejor.

Screenshot for Fortress of Narzod

Screenshot for Fortress of Narzod
Un matamarcianos lleno de acción y adicción.

Screenshot for Spike

Screenshot for Spike
¿Quien dijo que no se podía hacer un juego de plataformas con vectores?

Screenshot for Minestorm

Screenshot for Minestorm
Un gran clásico que venía de serie con la consola.



Descarga desde GAMEBASE
Fortress Of Narzod



3 comentarios:

  1. Muy buenos juegos, especialmente los 2 primeros. El Minestorm no me acaba de gustar pero tampoco he sido nunca un fan de los juegos tipo Asteroids.

    Y ademas con musica y efectos de sonido excepcionales.

    Marcos64

    ResponderEliminar
  2. He probado varios de estos juegos (en C64) y la verdad es que son bastante jugables, aunque tampoco son tan amante de este estilo de juegos vectoriales.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que en los 80s salieron tantos engendros!! :D

    Lo de "engendros" va con todo el respeto del mundo, fueron épocas de probar cosas, a ver qué trinfaba o funcionaba mejor.

    ResponderEliminar