lunes, 13 de enero de 2014

InvisiClues

Zork I y el rotulador mágico.

La vida del jugador de aventuras de texto siempre fue dura y aunque ahora lo es un poco, antes lo era aun mas, mucho mas. Hoy en día cuando juegas a la que sea siempre tienes varios recursos a donde llegar para intentar solucionar una situación incómoda, una reto al que no le acabas de encontrar la posible solución. Están los bucadores de internet o muchos de los foros en donde siempre acaba echándote una mano..... pero antes, antes era todo mucho mas complicado. Imaginaros, sin internet, con poca revista dedicadas ( o ninguna), y sin saber a quien acudir en caso de necesidad, salvo algunos pequeños grupos que hacían algunos fanzines y que eran para grupos reducidos. ¿Que hacían los jugadores? Pues enviaban cartas a las compañías que habían creado el juego. No había otra. En INFOCOM, a medida que el género se fue popularizando, y en donde tenían que responder las cartas, con alguna ayuda y escritas una a una, la cosa se estaba comenzando a sobredimensionar. ¿Como lo solucionaron? Crearon un sistema por el que podías llamar por teléfono a un número y te daban la ayuda que estabas buscando. Esto era un poco complicado ya que muchas veces los propios programadores eran los que tenían que hacer de teleoperadores. Hay que tener en cuenta que el que llamaba te podía preguntar cualquier cosa de cualquiera de las aventuras  de texto que habían hecho....CASI NADA !!!!!!!!! Entonces,decidieron arreglar este problema y de paso, ganarse un dinero extra con la edición de unos pequeños libros, que a veces incorporaban mapas, y que te daban diferentes soluciones a los enigmas de las aventuras.


Los InvisiClues no eran mas que libros en donde habían las preguntas escritas en las hojas y cuya misión era la de ayudar, no darte la solución, Debajo de cada pregunta había un recuadro en donde no había nada escrito, o eso parecía a simple vista. Tenías que utilizar un rotulador especial para que las solución apareciera. Además, para que cualquier usuario no se dedicara a "pintar" todo el libreto sin realmente necesitar esa ayuda, se intercalaban preguntas con respuestas que daban a entender que realmente no necesitabas haber buscado esa solución, con recuadros dejados expresamente en blanco o con respuestas que podían despistar al jugador inexperto que realmente no estaba involucrado en la aventura. También muchas de las respuestas eran simples ayudas que no te daban la solución pero si alguna pista para que esta fuera un poco mas fácil de encontrar.

Uno de los mapas que traían los InvisiClues.
Las preguntas y las respuestas ocultas.
Hoy en día este sistema se ha sustituido por los libros/revistas que te ofrecen el paso a paso de como acabarse el juego sin ningún tipo de aliciente, con mapas y todos los detalles que realmente malmeten el fin del juego y que le quitan toda la gracia a la aventura. No hablamos de aventuras de texto, que son un género poco habitual pero si a todos los tipos (videoaventuras, RPGs...) que salen para los sistemas actuales. De aquello solo queda el espíritu del aventurero que buscaba completar  cada juego sin ninguna ayuda ( o muy pocas) y que al final, y lo que realmente importa, es la satisfacción de haberlo solucionado uno mismo. Esto, mal que nos pese, es algo que se pierde en los recuerdos y en la magia que encierran este y los demás géneros de aventuras.

InvisiClues online desde RESONANT
InvisiClues de Zork online desde Uncyclopedia.

1 comentario:

  1. Unos cachondos los de Infocom :D

    Algunas de las respuestas:

    "Esfuerzate mas."

    "Estas seguro de que quieres seguir por este camino?"

    "Tienes que hacer ...(poner lo que preguntas)."

    Al final para llegar a una respuesta util tienes que mirar 3 o 4 respuestas.

    Ademas, si se te secaba el rotulador, podias comprar un repuesto :)

    marcos64

    ResponderEliminar