Creator y la piratería italiana

martes, 24 de enero de 2023

Una de las cosas por las que en el mundo del c64 conocemos a los italianos es por la inmensidad de revistas con software ilícito, sobretodo de c64, que podían adquirir de forma habitual en cualquier quiosco. La cantidad que aparecieron en su época fue innumerable y podías encontrarte con decenas de estas con su correspondiente cinta llena de software ilegal. Los sistemas mas comunes eran el C64, Zx Spectrum, MSX y C16 y, como paralelamente pasaba en España, la piratería favoreció la proliferación de los ordenadores domésticos en detrimento de las consolas. Por otro lado, esta frenó la expansión de la distribución oficial de videojuegos, además de impedir la creación de casas de software locales capaces de competir en un mercado que apenas existía. Como efecto paralelo también ocurría que las revistas que apostaban por software original y autóctono, acabaron también haciendo lo que la gente demandaba, piratear juegos originales, cambiar el nombre y comercializárlos como si fueran suyos para no perder ventas y aumentar la calidad de sus lanzamientos. Quien inició este mercado fue SIPE de Milán, que comenzó publicando cuatro series mensuales: Programa y Programa Especial, Playgames y Special Playgames, a las que se sumaron I Magnifici 5 y Top Playgames. Incluso las editoriales más exitosas (como Aquarius Edizioni di Run, la primera revista italiana en cassette para ordenadores domésticos) pronto se vieron obligadas a seguir la tendencia de los juegos pirateados.

Aquí podéis ver una escena de la película "Ragazzi Fuori" (1990)
de Marco Risi, donde al fondo se ven los juegos piratas colgados
en un quiosco.



 

Antonio @seuck Bianchetti, compañero de Explora Commodore, italiano que vivió esta época, nos explica como funcionaba todo:

En Italia había un vacío legal muy grande y eso generaba mucha confusión. Tenía amigos que no sabían la diferencia entre juegos pirata y originales ya que las tiendas mismas que te vendían el ordenador tenían ediciones de dudoso origen. Algunos de estos eran los cassettes “Armati”, que ni siquiera modificaban el nombre pero no citaban los autores ni el publisher original. Esa falta de información llegaba a crear confusión e incluso un desconocimiento total. Yo y mis amigos, que leíamos revistas cómo la Zzap!, sí que sabiamos quien estaba detrás de los juegos, sus autores, publisher, distribuidores y el país de origen, que normalmente eran los Estados Unidos, UK y Europa. Es por eso que entre mis amigos nos copiábamos los juegos originales en vez de comprar estos cassettes piratas de los quioscos.Armati fue una empresa que en los años 80 publicaba videojuegos piratas en toda Italia, haciéndolos pasar por originales, simplemente cambiando el nombre, los créditos y el packaging. En ese momento era posible hacerlo ya que no había una ley contra la piratería, y por lo tanto era posible comercializar videojuegos de otras personas simplemente haciendo pequeños cambios. Prácticamente fue la piratería industrial lo que hizo que cualquier juego llegara a muchas tiendas a lo largo del territorio nacional y que se vendiera a la luz del día como un videojuego original aunque no lo fuera. Mario Arioti era el propietario de Armati, una de las empresas italianas de duplicación de cassettes piratas más grandes de Italia. Ningún juego se duplicaba directamente de los originales sino que se personalizaban con cargadores especiales y pantallas que anunciaban su empresa al cargar. Las impresiones en color de calidad y excelentes cajas completaban el producto, muy apreciado por los coleccionistas y usuarios de la época, todo sin pagar ningún royalty y consiguendo que estas cintas tuvieron una enorme distribución. Logró vender 1,3 millones de copias al año a través de una distribución amplia y bien organizada.
Sanxion en diferentes vertientes ilegales italianas
De todas formas, la exposición a esas publicaciones pirata era inevitable, los quioscos estaban literalmente llenos, y tarde o temprano todos caíamos en la trampa. Se solían presentar con uno o varios cassettes, con un folleto o mini revista en formato A4 que añadía poco, como mucho alguna instrucción sobre cómo cargar los programas y una presentación del juego escrita rápidamente y muy resumida. Todo venía empaquetado en plástico duro transparente para darte la sensación de llevarte a casa algo grande por pocas liras italianas pero no siempre valían el precio ya que a menudo los programas o no cargaban o estaban tan modificados para esconder el titulo y los autores originales que se desvirtuaba bastante la obra.


Recuerdo el Usagi Yojimbo sin logo, y con copyright borrado o directamente atribuido a la edición pirata. Otros juegos recibían un tratamiento más bizarro; les cambiaban el nombre poniéndole nombres absurdos, muy italianos como “Il paninaro”, “Dottor Beruscus”, “Scia proibita”, aunque hay que reconocer que algunas ediciones se tomaban el tiempo para tener su propia pantalla de carga, usando esos nombres tan bizarros como los verdaderos.

Todo esto se fue acabando poco a poco con la llegada de los “dealer” de la demoscene, con la distribución de disquetes para usuarios más expertos y de paladares más finos, pero esa ya es otra historia.
Hoy en día es fácil encontrar en eBay gente que vende su C64 completo y con juegos, siendo la mayoría de estos cassettes estas cintas de los quioscos. Hay quien los colecciona y seguramente con el tiempo incluso tendrán su valor ya que forman parte de nuestra historia.

La Editorial Foglia fue una de estas casas y que trajo, a parte de la serie citada, la Full Games, y la Load'N'Run ( la COM64 Italiana). En Italia tenía un abanico mas extenso con publicaciones como la Prima Visione o Linguaggio Macchina. En este caso hablaremos de las CREATOR, distribuidas aquí bajo el conocido sello Load'N'Run y que eran una linea diferente a lo usual que podías comprar. Venían grabadas en ellas utilidades para crear, los llamados MAKERS. 

La portada española e italiana del número 1
 

La número 1 venía con un programa para hacer juegos, el Games Creator de Microsoft, perfectamente traducido y pirateado al castellano para nuestro beneplácito. Aquí tenéis el enlace a la página de preservación italiana.

La portada española e italiana del número2
 

Este número 2 se volvía mas aventurero y nos traía el The Quill, programa conocido que permite crear nuestras propias aventuras conversacionales y que también nos vino traducido con unos cuantos errores de ortografía como regalo.
 
La tercera entrega, solo en versión italiana

El tercer número solo se comercializó en Italia y traía el Kawasaki Rhythm Rocker, traducido al italiano.

La cuarta , también solo en versión italiana
 


Esta cuarta entrega, la última y que tampoco se comercializó ni tradujo aquí, traía 3 programas variados: El editor de sprites Sprite designer, el redefinidor de caractéres Ultrafont y no podía faltar un programa para crear gráficos, el Paint Magic.

Con la testosterona al máximo, sabían como tentarnos.

ATENCIÓN: Estamos buscando las instrucciones de las 2 primeras partes de esta serie para poder preservarla y poder actualizar este artículo. Si alguien las tiene, contactad con nosotros.


Agradecemos a Sequor su ayuda para realizar este artículo. Podéis ver el material que ha preservado en SU página y también en su sección en archive.org

Mas infórmación y descargas:

  • Aquí dejamos un enlace con la página de EDICOLA donde podréis encontrar las que se hacían en territorio italiano. Algunas de ellas se importaron aquí y seguro que mas de una os suena de haberla visto o comprado. 
  • Otra página interesante e imprescindible italiana es READY64, donde también podréis encontrar innumerable software italiano y pirateado.
  • Y otra página interesante en ESTE enlace sobre la piratería italiana, por Damiano Gerli. 
  • AQUÍ tenéis el enlace para descargaros el pack .

8 comentarios:

  1. Aquí en España no fue lo mismo, el c64 nontuvo la suficiente presencia comparada con el cpc y el zx , pero hubiera sido una buena forma de que tuviesen juegos y hubiera mejorado mucho la venta de maquinas . Como load N run.

    ResponderEliminar
  2. You might be interested in my resarch on the subject of piracy in Italy.

    https://genesistemple.com/a-swashbuckling-tale-of-italian-software-piracy-1983-1993

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you and very interesting. I have added your link in the article ;D

      Eliminar
  3. El de antes soy Alex..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres el primo de Carles el de la AAMSX?

      Eliminar